Primeros pasos para tu práctica de meditación

2018-10-04T21:16:40+00:00Por |Meditación|

Por: Valentín Méndez

Para cualquier tipo de actividad que realicemos, necesitamos prepararnos. Esto ayudará a que podamos hacerlo de forma segura y atendiendo al objetivo que elegimos al inicio. La práctica contemplativa formal sigue esta misma lógica, es decir, necesitamos preparación.

Algunos puntos para preparar que te sugiero son:

Tener un espacio de intimidad

Esta sugerencia tiene que ver con el lugar pero también con la protección de tu tiempo para practicar. La recomendación tradicional es que tengas un lugar que te inspire a cultivar las cualidades de la práctica. Incluso, puedes colocar en este espacio imágenes que inspiran tu práctica.

Otro elemento importante es que tengas un lugar para sentarte que sea apropiado, puede ser un cojín o una silla.

Sin embargo, reconozco y he recibido la retroalimentación de que esto puede complicarse por diversas condiciones. Ante todo, hay que ser creativos y flexibles. Ojalá tengas un lugar agradable con las figuras que te inspiran, pero si no es así y sólo puedes encontrar un lugar donde no te distraigan, eso será suficientemente bueno para comenzar tu práctica.

Tener en mente la instrucción

Podrás meditar con el apoyo de audios, sin embargo, también es importante que tengas en mente la instrucción de lo que harás en tu práctica.

Las prácticas de meditación guiadas son algo muy nuevo. De manera tradicional, cuando comienzan a desarrollarse estas estrategias, no se acostumbraba a alguien fuera guiando la práctica. En su lugar, se enseñaba la instrucción a los estudiantes y ellos hacían la práctica porque tenían en mente la instrucción.

primeros pasos meditación

Tener una intención trascendente al inicio de tu práctica

Cuando estés por comenzar tu práctica, te recomiendo que hagas consciente tu intención para hacerla. La sugerencia es que tu intención sea tan amplia como puedas. Es decir, que tu práctica no sólo la hagas para tu beneficio, sino también para el beneficio de muchos otros seres en el mundo.

Se dice que mientras más amplia sea la motivación, mayor será también el impacto de tu práctica.

Generar una dedicatoria de esfuerzo

Esta sugerencia también proviene de la perspectiva tradicional y hace referencia a dedicar el esfuerzo empleado en la práctica. De esta forma, reconectamos con la intención trascendente.

A continuación, te compartiré algunas propuestas por grandes maestros que me inspiran. No es necesario que las adoptes tal cual, sino que te las comparto para que puedas inspirarte en ellas y crear la tuya.

Ejemplos:

“Por el poder de esta práctica compasiva, que el sufrimiento se transforme en paz. Que el corazón de todos los seres pueda estar abierto y su sabiduría irradie desde dentro” – Yongey Mingyur Rimpoché

“Que puedan la paz y la tranquilidad prevalecer en los corazones de todos los seres. Que podamos llenar nuestras vidas diarias con el poder de la compasión a partir de la familiarización y práctica de estos ejercicios. Que la vida de todos esté libre del miedo y la ansiedad. Que podamos todos tener paz y alegría.” – CCARE de la Universidad de Stanford

Generar la intención inicial y dedicar el esfuerzo nos permite proteger la práctica para que no sea auto-centrada.

Cuidar las expectativas

A veces nos aproximamos a las prácticas contemplativas con la expectativa de que algo ocurra. Particularmente, hay una expectativa de experimentar paz y tranquilidad.

Sobre esto, quiero compartirte que es probable que ocurra y también habrá ocasiones en las que con tu práctica no te sientas “en paz”. Eso no dirá nada con respecto a tu desempeño de la práctica. Te invito a que tu indicador de que tu práctica va bien es que la hagas.

About the autor:

Director de Instituto Cultivo Certificado por el CCARE de la Universidad de Stanford como instructor del “Entrenamiento para el Cultivo de la Compasión”; por la Universidad de California en San Diego como instructor del programa “Mindful Self-Compassion” y por el Santa Barbara Institute for Consciousness Studies como instructor del programa “Cultivando Balance Emocional”.

Deje su comentario